Club

El Ciclón cayó ante el Lobo y se aleja de la punta.

En la noche de este lunes, San Lorenzo cayó ante Gimnasia por la mínima, desperdiciando así una buena chance para acercarse a la cima del torneo. Por la fecha 16 de la Superliga, el Ciclón visitó El Bosque en lo que fue una mala jornada, en la que el tanto de Facundo Pereyra sentenció la suerte cuerva, cada vez más alejada de la pelea. Con un hombre menos en cancha, se quedó ahora a 12 puntos de Boca, aunque con un partido pendiente.

Fuente: SL

Florencia Castro.

Gimnasia parecía ser el rival ideal para que el Ciclón se llevara otra victoria. Venía con una importante sequía que lo traía con dos empates y una derrota. Y se notó, tras un arranque que mostró al Lobo comprometido con romper la mala racha.

San Lorenzo también lo intentó, sobre todo con el manejo de Fernando Belluschi, siempre atento a armar juego. El encuentro se tornaba por momentos intenso, con situaciones de peligro para ambos lados.

La tuvo Gimnasia, en principio, con un envío que se fue desviado cerca del ángulo. Tuvo su réplica San Lorenzo con un pase de Belluschi para que Gabriel Gudiño quedara mano a mano con el arquero. Pero no se pudo.

Se repitió el peligro de nuevo para el local y la rápida reacción del Ciclón con un remate del ex River y un cabezazo de Facundo Quignon que paralizó las almas triperas. Para que llegara el entretiempo con el marcador en cero.

El primer tiempo se llevaría los mejores momentos de San Lorenzo que, al volver al campo para la segunda parte, no encontraría el rumbo. Ni el juego colectivo apareció, ni existió individualidad que pudiera cambiar el resultado.

Y Gimnasia, con presión, y mejor circulación del balón, insistió hasta encontrar recompensa. Ante un descuido cuervo, Brahian Aleman robó y colocó en el área el balón para que Pereyra la empujara al borde de la línea, para romper la red de Nicolás Navarro.

En medio del desconcierto azulgrana, llegó la expulsión del partido: Paulo Díaz recibió su segunda amarilla y resultó expulsado a poco de finalizar el encuentro, dejando a San Lorenzo con inferioridad numérica.

Si bien, el conjunto comandado por el Pampa Biaggio buscó la igualdad, no supo encontrar los espacios para atacar y convertir. Los cambios realizados en esta segunda etapa no mejoraron el panorama. Apenas alguna situación clara pero sin eficacia.

Y de nuevo un rendimiento grupal que preocupa y vuelve a poner en riesgo la clasificación a la Copa Libertadores del próximo año…

Este sábado, el conjunto de Boedo tendrá la revancha para recuperarse en su casa, cuando reciba a Unión por la fecha 17 del torneo local, desde las 17 horas.

¡A no caer, cuervos!

prensa_schcasla_02

ESTAS EMPRESAS NOS AUSPICIAN:

2             unnamed

 balbi
Share

Leave a Reply