Club

Clásico a medias: el Ciclón rescató un empate sobre el final ante el Globo.

En la tarde del clásico de barrio más grande, hubo igualdad en el Tomás Ducó. Fue empate por la mínima para el Ciclón, que logró convertir en el cierre con Nicolás Reniero, para rescatar al menos 1 punto y continuar en los primeros puestos. El tanto del local llegó también en el final pero de la primera etapa, con Andrés Chavez. La próxima fecha, San Lorenzo recibirá a Olimpo en el Nuevo Gasómetro para intentar levantar vuelo y seguir sumando.

El Príncipe ganando la pelota. /Fuente: SL.

Florencia Castro.

El juego comenzó con Huracán más intenso, presionando, intentando empujar a San Lorenzo a su propia área. De a ratos, el juego se tornaba muy corto y hasta parejo, pero siempre con el Globo un poco más adelante. 

Tal fue así que la más peligrosa la tuvieron ellos en los primeros minutos. Tras un tiro libre, llegó el violento cabezazo de Carlos Matheu para dejar sin aliento a los quemeros. Ahí estuvo Nicolás Navarro  que, aun sin poder ver la pelota, tapó lo que podría haber sido la apertura del marcador, a puro reflejo.

De inmediato intentó Ignacio Pusseto, alardeando con su habilidad por el lado derecho, dejando en varias ocasiones parado a Gabriel Rojas. Pero tampoco pudo.

Pasados los 15 minutos, apareció un poco más el Ciclón, que intentaba, sobre todo de contragolpe y con Nicolás Blandi en el área. El delantero tuvo dos claras para convertir: de cabeza, una en offside, la otra sin puntería.

Con polémica en curso, todo San Lorenzo reclamó una mano dentro del área chica del Globo, pero Echenique no sancionó la infracción y todo siguió igual.

Y aunque la cancha no lograba inclinarse para ningún lado, la insistencia de Huracán tuvo premio. Un desborde de Pusseto habilitó a Chavez con un centro atrás, quien remató sin dudar para poner en ventaja al equipo, con su primer tanto con la casaca quemera.

El segundo tiempo tuvo un comienzo bastante opaco. Huracán entró tibio, con la intención de resguardarse en su campo y esperar alguna contra para sellar el resultado. San Lorenzo, aun sin conectar con el juego, intentaba empujar y controlar la pelota.

De a poco, el encuentro fue más del Ciclón, sobre todo ante la modificación –aunque tardía- realizada por el Pampa Biaggio. El DT puso en cancha a Leandro Romagnoli a los 31 minutos, quien resultó ser clave al momento de poner el balón más cerca de Manuel García. Ingresaría más tarde Juan Ignacio Mercier.

El local, pasado los minutos, resignaba el ataque, sin poder salir de su propio terreno. Algo que San Lorenzo supo aprovechar con algunas jugadas de peligro: la tuvo Blandi, de nuevo, y Reniero, que avisaba. Nuevamente, una falta al menos dudosa, tras la caída de Rojas, impulsada por Pusseto.

Y como el cierre del primer tiempo se dio la alegría a los de la quema, el final de la segunda etapa también tuvo acción, pero de las amargas para ellos. Ya corría el minuto 42 cuando Blandi desbordó por el lateral, para sacar un centro pegado al segundo palo. Apareció allí el otro delantero, el Príncipe Reniero para poner la igualdad de cabeza.

Reniero festeja -con desahogo incluido- el tanto de la igualdad. /Fuente: SL.

Cuando el Ciclón parecía estar en su mejor momento en el encuentro, Piris Da Motta vio la roja (por doble amarilla) y el último gran tiro lo tuvo Huracán con un mano a mano de Daniel Montenegro. Otra vez, estuvo Navarro para frenar el ataque y dejar inamovible el empate en el clásico que en cuanto a estadísticas sigue sosteniendo la paternidad cuerva…

De esta manera, San Lorenzo logró rescatar un punto, ubicándose con 33 en total en la tabla. Aunque lejos de Boca,  mantiene viva la ilusión de clasificarse a la Copa Libertadores 2019, sobre todo pensando en el partido postergado que tiene con Independiente. Si bien sin demostrar mejorías de importancia -ni ideas de juego-, hoy, fiel a su historia, no se dejó vencer.

El próximo será de local, en el Pedro Bidegain, desde las 17:45 del sábado en otra oportunidad que tendrá el equipo del Pampa para levantar vuelo y, de una vez por todas, mejorar.

¡A mejorar, Ciclón!

 

EL DATO AZULGRANA. Con su ingreso en la segunda mitad del juego, el Pipi Romagnoli  alcanzó su décimo clásico que, de retirarse en junio, habrá sido el último.

 

prensa_schcasla_02

ESTAS EMPRESAS NOS AUSPICIAN:

2             unnamed

 balbi
Share

Leave a Reply