Club

El Ciclón resistió en Brasil y avanzó en la Sudamericana.

El partido revancha llegó este martes y San Lorenzo empató sin goles ante Atlético Mineiro en Brasil,en el Estadio Raimundo Sampaio, logrando hacer valer la ventaja que había obtenido en la ida quedándose en la Copa, con el pasaje directo a la siguiente fase. Ya clasificado a la Libertadores de 2019, sumó otra alegría para Boedo, que esperará por un nuevo semestre a pura competencia.

/Fuente: SL.

San Lorenzo perseveró y triunfó. Y Brasil se hizo bello con los cuervos como testigos, cuando el grito fue de desahogo y de festejo. Es que partieron de Boedo a tierra carioca para acompañar al conjunto de Claudio “el Pampa” Biaggio que -aun ante el empate- eliminó a Atlético Mineiro de la Copa y avanzó a la segunda fase con la ilusión a flor de piel. 

Florencia Castro.

La ida, desarrollada en el Pedro Bidegain, había sido del Ciclón. Fue 1 a 0 a favor aquel encuentro en el que un tanto sirvió para viajar a Belo Horizonte con más confianza.

En esta ocasión, el encuentro fue más de los locales, que pusieron en cancha un grupo suplente, e intentaron dejar en claro que estaban en su terreno. Lo hicieron con un mayor dominio del balón, aunque sin poder concretar las jugadas ante una defensa sólida y un Nicolás Navarro que tuvo una muy buena noche.

El primer tiempo tuvo a San Lorenzo con pocas luces, intentando con pases largos y pelotazos. Los locales tuvieron dos claras pero una fue con poca suerte y la otra, con la precisa aparición de Paulo Díaz para cortar el remate que podría haber sido el empate.

Marcos Senesi, por su parte, fue gran protagonista de las jugadas peligrosas que pudo generar el Ciclón. Pero no llegaría a nada y el marcador llegaría en cero al entretiempo, con un juego que se había vuelto ceñido y cortado por momentos.

La segunda etapa llegó con un Mineiro más despierto: puso primera e intentó doblegar la historia, pero aun con buenas ofensivas, no pudo evitar a un Navarro que terminó siendo clave.

Una dudosa mano de Fabricio Coloccini en el área chica pasó de inadvertido ante el árbitro chileno y el fervor de los brasileros ante la infracción no vista los impulsó a buscar más.

San Lorenzo, sin embargo, no flaqueó. Se aferró al resultado obtenido en la ida y aguantó el partido  -aun sin ser dueño del balón- hasta el pitazo final que determinó que los cuervos sigan en carrera en el actual certamen internacional.

Con el global ya definido, el conjunto azulgrana se sumó a Lanús, Defensa y Justicia, Colón y Banfield a la lista de equipos argentinos que estarán en la siguiente ronda de la Sudamericana, a sortearse a principios de junio.

Hasta entonces, los cuervos deberán aguantar las ansias y alentar como cada vez para que el lunes frente a River el Ciclón tenga un cierre con broche de oro, con victoria y despedida con festejo y delirio en Boedo.

 

prensa_schcasla_02

ESTAS EMPRESAS NOS AUSPICIAN:

2             unnamed

 balbi

 

Share

Leave a Reply