Club

TRIUNFAZO PARA PONERSE EN VENTAJA EN LA COPA.

San Lorenzo volvió al buen juego y logró  quedarse con la ida de octavos en la Copa Sudamericana. Se impuso anoche ante Nacional por 3 a 1, con tantos de Nicolás Blandi (con doblete incluído, uno de penal) y un gol en contra de Rodrigo Erramuspe. Descontó para ellos el ex cuervo, Gonzalo Bergesio, también de penal. Así, viajará a Uruguay con una buena ventaja, con el sueño intacto y un pie en la siguiente fase de la Copa. La revancha para definir la serie será el 29 de septiembre próximo.

Blandi y el desahogo del gol. /Fuente: SL.

Florencia Castro.

Miles de cuervos se fundieron en abrazos anoche en el Nuevo Gasómetro. Y no para quitarse el frío de otra jornada de invierno, sino para festejar la contundencia con la que el equipo se mostró ante los uruguayos.

No faltó el viento, ni los cantitos ni los trapos flameantes, como tampoco el buen rendimiento de un conjunto que no venía pasándola para nada bien pero cambió.

El primer tiempo fue de los mejores que hasta ahora pudo verse en la.era Biaggio, con buena presión, una defensa al menos segura, y ocasiones suficientes para marcar el gol que abra el espectáculo. aun cuando Nacional también intentó imponerse, las jugadas de más vértigo fueron para los de Boedo.

A los 18 minutos, el buen pie de Elías Pereyra encontró en un centro a Nicolás Reniero en el área chica, para que el remate se hiciera rebota en el hombre de Nacional y se convirtiera en el primer tanto del encuentro.

Desde entonces, el dominio del Ciclón fue en alta. Y volvió a golpear antes del entretiempo. Llegó esta vez por un anticipo de Franco Moyano en el medio del campo que derivó en un pase profundo que Blandi tomó para reventar la red rival. Puso el 2 a 0 a los 32 minutos, en un momento en que todo parecía salirle al combinado del Pampa.

Se levantó el telón de la segunda etapa, con un San Lorenzo que siguió buscando, pero menos activo. Reaccionó como pudo Nacional, y consiguió el penal del descuento: fue falta de Pereyra y ejecución de Bergesio, el ex cuervo que, sin festejo y con sus manos pidiendo perdón a las tribunas, puso el descuento para su equipo. Se cumplió la ley del ex, pero no fue suficiente.

El Ciclón insistió, y tuvo su revancha del otro lado del campo, con un penal que le cometieron a Gabriel Gudiño. Quiso patearlo él, pero se impuso el capitán ante la responsabilidad de estirar la ventaja y sellar el resultado. Y así fue: anotó Blandi de nuevo, el tanto que aseguró la alegría de los cuervos en la fría noche.

Hubo mejor rendimiento colectivo y resaltaron las individualidades que se esperaban.

Volvieron, además, los abrazos y la fiesta para Boedo, con una mejor cara para San Lorenzo que deberá esperar hasta el 26 de septiembre para el partido de vuelta.

¡Vamos San Lore, vamos por la Copa!

 

 

prensa_schcasla_02

ESTAS EMPRESAS NOS AUSPICIAN:

2             unnamed

 balbi
Share

Leave a Reply